Jungla Vehicular

jungla-vehicular

Por LaNacion.com

El crecimiento del parque automotor porteño exige el rediseño de políticas en materia de estacionamiento y acarreo de vehículos

Con un crecimiento del parque automotor estimado en un 35% en los últimos 15 años, la tendencia mundial es priorizar la utilización del transporte público para optimizar el consumo energético y descongestionar las metrópolis, promoviendo el ciclismo, elcarpooling (compartir vehículos particulares), los metrobuses, la peatonalización de arterias del microcentro y cualquier otra alternativa que contribuya a este objetivo tan deseable como imperioso. En numerosas urbes, los vehículos no ingresan en el ejido céntrico y quedan estacionados en la periferia.

Según estadísticas que maneja la Asociación de Garajes y Estacionamientos (AGES), más de 1300 garajes cerraron en nuestra ciudad desde 1998, destinándose esos predios a la construcción de edificios. Frente a tamaño cuello de botella, los precios de cocheras y estacionamientos -libres de regulación aumentan inevitablemente. Se calcula que diariamente circulan 1.800.000 vehículos por la ciudad. No resulta novedoso dar cuenta de que las normas que pretenden organizar la circulación mayormente no se cumplen. Los horarios de carga y descarga no se respetan, como tampoco la prohibición de detenerse en doble fila en cualquier momento y lugar, exasperando a conductores y peatones y convirtiendo a cualquier arteria en un desafío a la paciencia sin penalidad efectiva alguna.

El estacionamiento es una herramienta clave para la gestión del tránsito. El valor hora en una cochera difiere, según las zonas, pero ya roza los 50 pesos en el microcentro. Los automovilistas se quejan con sobradas razones del pésimo funcionamiento de las máquinas tickeadoras que se “tildan” cuando llueve, no aceptan las monedas de dos pesos y se tragan los cospeles. Tampoco se evalúan nuevos instrumentos de pago con tarjeta o celular. Este oscuro negocio que por considerarse servicio público no fue suspendido aun vencido ocupa a dos familias con históricas vinculaciones políticas. A nadie sorprende, pues, que las concesionarias de los parquímetros sean las mismas que operan los acarreos por infracciones: la firma Dakota/STO en la zona norte y BRD/SEC en el Sur, a cargo de dos playones para infractores y propietarios también de una cadena de estacionamientos como Apart-Car. Con contratos expirados en 2001 y exiguos cánones mensuales de 55.000 pesos, hace varios años que reciben de la Ciudad millonarios adicionales para el pago de sueldos de su personal, sin importar que las estimaciones hablen de una recaudación millonaria por acarreos mensuales sobre la que el Estado carece de injerencia.

Recuperar un vehículo retirado por el sistema de grúas implica un pago de 580 pesos por acarreo, más un adicional por hora y la correspondiente multa. Voceros de la Subsecretaría de Tránsito y Transporte aseguraron que, con una nueva licitación, aspiran a poner un nuevo servicio en marcha el último cuatrimestre del año. Se prevé dividir la nueva concesión en cinco zonas, en manos de igual cantidad de empresas, con diez playones de secuestro y una recaudación que quedará en manos del gobierno de la CABA.

De los actuales 4000 espacios regulados en zonas de las comunas 1, 2, 3 y 14 se pasará a 86.000. Veremos parquímetros en Almagro, San Cristóbal, Boedo, Villa Crespo, Colegiales, Caballito, Palermo, Puerto Madero, Chacarita, Villa Ortúzar y Constitución, entre otros barrios, que alcanzará al 45% de la ciudad. Se anticipa que las nuevas tarifas serán progresivas, variarán según la zonas y el límite de cuatro horas podrá extenderse.

Nuestra ciudad reclama iniciativas eficaces, capaces de transformar de manera sostenible e innovadora nuestra calidad de vida, sin descuidar la necesaria transparencia en la gestión. Estamos ante una oportunidad que excede en mucho los meros fines recaudatorios. Ojalá sepamos aprovecharla.

Link de la nota: http://www.lanacion.com.ar/1819806-jungla-vehicular


Publicado por agosto 18, 2015 en Uncategorized

Compartir publicación en redes sociales

Volver